encabezado

Tema: Liberación de Dios | Fecha: 520-480 a.C. | Autor: Zacarias | Lugar: Jerusalén

Zacarías 1

Llamamiento a volver a Jehov√°

1 En el octavo mes del a√Īo segundo de Dar√≠o, vino palabra de Jehov√° al profeta Zacar√≠as hijo de Berequ√≠as, hijo de Iddo, diciendo:

2 Se enojó Jehová en gran manera contra vuestros padres.

3 Diles, pues: Así ha dicho Jehová de los ejércitos: Volveos a mí, dice Jehová de los ejércitos, y yo me volveré a vosotros, ha dicho Jehová de los ejércitos.

4 No seáis como vuestros padres, a los cuales clamaron los primeros profetas, diciendo: Así ha dicho Jehová de los ejércitos: Volveos ahora de vuestros malos caminos y de vuestras malas obras; y no atendieron, ni me escucharon, dice Jehová.

5 Vuestros padres, ¬Ņd√≥nde est√°n? y los profetas, ¬Ņhan de vivir para siempre?

6 Pero mis palabras y mis ordenanzas que mand√© a mis siervos los profetas, ¬Ņno alcanzaron a vuestros padres? Por eso volvieron ellos y dijeron: Como Jehov√° de los ej√©rcitos pens√≥ tratarnos conforme a nuestros caminos, y conforme a nuestras obras, as√≠ lo hizo con nosotros.

La visión de los caballos

7 A los veinticuatro d√≠as del mes und√©cimo, que es el mes de Sebat, en el a√Īo segundo de Dar√≠o, vino palabra de Jehov√° al profeta Zacar√≠as hijo de Berequ√≠as, hijo de Iddo, diciendo:

8 Vi de noche, y he aquí un varón que cabalgaba sobre un caballo alazán, el cual estaba entre los mirtos que había en la hondura; y detrás de él había caballos alazanes, overos y blancos.

9 Entonces dije: ¬ŅQu√© son √©stos, se√Īor m√≠o? Y me dijo el √°ngel que hablaba conmigo: Yo te ense√Īar√© lo que son √©stos.

10 Y aquel varón que estaba entre los mirtos respondió y dijo: Estos son los que Jehová ha enviado a recorrer la tierra.

11 Y ellos hablaron a aquel ángel de Jehová que estaba entre los mirtos, y dijeron: Hemos recorrido la tierra, y he aquí toda la tierra está reposada y quieta.

12 Respondi√≥ el √°ngel de Jehov√° y dijo: Oh Jehov√° de los ej√©rcitos, ¬Ņhasta cu√°ndo no tendr√°s piedad de Jerusal√©n, y de las ciudades de Jud√°, con las cuales has estado airado por espacio de setenta a√Īos?

13 Y Jehová respondió buenas palabras, palabras consoladoras, al ángel que hablaba conmigo.

14 Y me dijo el ángel que hablaba conmigo: Clama diciendo: Así ha dicho Jehová de los ejércitos: Celé con gran celo a Jerusalén y a Sion.

15 Y estoy muy airado contra las naciones que est√°n reposadas; porque cuando yo estaba enojado un poco, ellos agravaron el mal.

16 Por tanto, así ha dicho Jehová: Yo me he vuelto a Jerusalén con misericordia; en ella será edificada mi casa, dice Jehová de los ejércitos, y la plomada será tendida sobre Jerusalén.

17 Clama a√ļn, diciendo: As√≠ dice Jehov√° de los ej√©rcitos: A√ļn rebosar√°n mis ciudades con la abundancia del bien, y a√ļn consolar√° Jehov√° a Sion, y escoger√° todav√≠a a Jerusal√©n.

Visión de los cuernos y los carpinteros

18 Después alcé mis ojos y miré, y he aquí cuatro cuernos.

19 Y dije al √°ngel que hablaba conmigo: ¬ŅQu√© son √©stos? Y me respondi√≥: Estos son los cuernos que dispersaron a Jud√°, a Israel y a Jerusal√©n.

20 Me mostró luego Jehová cuatro carpinteros.

21 Y yo dije: ¬ŅQu√© vienen √©stos a hacer? Y me respondi√≥, diciendo: Aqu√©llos son los cuernos que dispersaron a Jud√°, tanto que ninguno alz√≥ su cabeza; mas √©stos han venido para hacerlos temblar, para derribar los cuernos de las naciones que alzaron el cuerno sobre la tierra de Jud√° para dispersarla.