encabezado

Tema: ¬ŅComo puede un pecador acercarse a un Dios Santo? | Fecha: 1445 a.C. aproximadamente | Autor: Mois√©s | Lugar: Desierto de Sina√≠

Levítico 10

El pecado de Nadab y Abi√ļ

1 Nadab y Abi√ļ, hijos de Aar√≥n, tomaron cada uno su incensario, y pusieron en ellos fuego, sobre el cual pusieron incienso, y ofrecieron delante de Jehov√° fuego extra√Īo, que √©l nunca les mand√≥.

2 Y salió fuego de delante de Jehová y los quemó, y murieron delante de Jehová.

3 Entonces dijo Moisés a Aarón: Esto es lo que habló Jehová, diciendo: En los que a mí se acercan me santificaré, y en presencia de todo el pueblo seré glorificado. Y Aarón calló.

4 Y llamó Moisés a Misael y a Elzafán, hijos de Uziel tío de Aarón, y les dijo: Acercaos y sacad a vuestros hermanos de delante del santuario, fuera del campamento.

5 Y ellos se acercaron y los sacaron con sus t√ļnicas fuera del campamento, como dijo Mois√©s.

6 Entonces Mois√©s dijo a Aar√≥n, y a Eleazar e Itamar sus hijos: No descubr√°is vuestras cabezas, ni rasgu√©is vuestros vestidos en se√Īal de duelo, para que no mur√°is, ni se levante la ira sobre toda la congregaci√≥n; pero vuestros hermanos, toda la casa de Israel, s√≠ lamentar√°n por el incendio que Jehov√° ha hecho.

7 Ni saldréis de la puerta del tabernáculo de reunión, porque moriréis; por cuanto el aceite de la unción de Jehová está sobre vosotros. Y ellos hicieron conforme al dicho de Moisés.

8 Y Jehová habló a Aarón, diciendo:

9 T√ļ, y tus hijos contigo, no beber√©is vino ni sidra cuando entr√©is en el tabern√°culo de reuni√≥n, para que no mur√°is; estatuto perpetuo ser√° para vuestras generaciones,

10 para poder discernir entre lo santo y lo profano, y entre lo inmundo y lo limpio,

11 y para ense√Īar a los hijos de Israel todos los estatutos que Jehov√° les ha dicho por medio de Mois√©s.

12 Y Moisés dijo a Aarón, y a Eleazar y a Itamar sus hijos que habían quedado: Tomad la ofrenda que queda de las ofrendas encendidas a Jehová, y comedla sin levadura junto al altar, porque es cosa muy santa.

13 La comeréis, pues, en lugar santo; porque esto es para ti y para tus hijos, de las ofrendas encendidas a Jehová, pues que así me ha sido mandado.

14 Comer√©is asimismo en lugar limpio, t√ļ y tus hijos y tus hijas contigo, el pecho mecido y la espaldilla elevada, porque por derecho son tuyos y de tus hijos, dados de los sacrificios de paz de los hijos de Israel.

15 Con las ofrendas de las grosuras que se han de quemar, traer√°n la espaldilla que se ha de elevar y el pecho que ser√° mecido como ofrenda mecida delante de Jehov√°; y ser√° por derecho perpetuo tuyo y de tus hijos, como Jehov√° lo ha mandado.

16 Y Moisés preguntó por el macho cabrío de la expiación, y se halló que había sido quemado; y se enojó contra Eleazar e Itamar, los hijos que habían quedado de Aarón, diciendo:

17 ¬ŅPor qu√© no comisteis la expiaci√≥n en lugar santo? Pues es muy santa, y la dio √©l a vosotros para llevar la iniquidad de la congregaci√≥n, para que sean reconciliados delante de Jehov√°.

18 Ved que la sangre no fue llevada dentro del santuario; y vosotros debíais comer la ofrenda en el lugar santo, como yo mandé.

19 Y respondi√≥ Aar√≥n a Mois√©s: He aqu√≠ hoy han ofrecido su expiaci√≥n y su holocausto delante de Jehov√°; pero a m√≠ me han sucedido estas cosas, y si hubiera yo comido hoy del sacrificio de expiaci√≥n, ¬Ņser√≠a esto grato a Jehov√°?

20 Y cuando Moisés oyó esto, se dio por satisfecho.