encabezado

Tema: La gloria del Se√Īor | Fecha: 590-570 a.C. | Autor: Ezequiel | Lugar: Babilonia

Ezequiel 7

El fin viene

1 Vino a mí palabra de Jehová, diciendo:

2 T√ļ, hijo de hombre, as√≠ ha dicho Jehov√° el Se√Īor a la tierra de Israel: El fin, el fin viene sobre los cuatro extremos de la tierra.

3 Ahora ser√° el fin sobre ti, y enviar√© sobre ti mi furor, y te juzgar√© seg√ļn tus caminos; y pondr√© sobre ti todas tus abominaciones.

4 Y mi ojo no te perdonará, ni tendré misericordia; antes pondré sobre ti tus caminos, y en medio de ti estarán tus abominaciones; y sabréis que yo soy Jehová.

5 As√≠ ha dicho Jehov√° el Se√Īor: Un mal, he aqu√≠ que viene un mal.

6 Viene el fin, el fin viene; se ha despertado contra ti; he aquí que viene.

7 La ma√Īana viene para ti, oh morador de la tierra; el tiempo viene, cercano est√° el d√≠a; d√≠a de tumulto, y no de alegr√≠a, sobre los montes.

8 Ahora pronto derramar√© mi ira sobre ti, y cumplir√© en ti mi furor, y te juzgar√© seg√ļn tus caminos; y pondr√© sobre ti tus abominaciones.

9 Y mi ojo no perdonar√°, ni tendr√© misericordia; seg√ļn tus caminos pondr√© sobre ti, y en medio de ti estar√°n tus abominaciones; y sabr√©is que yo Jehov√° soy el que castiga.

10 He aqu√≠ el d√≠a, he aqu√≠ que viene; ha salido la ma√Īana; ha florecido la vara, ha reverdecido la soberbia.

11 La violencia se ha levantado en vara de maldad; ninguno quedar√° de ellos, ni de su multitud, ni uno de los suyos, ni habr√° entre ellos quien se lamente.

12 El tiempo ha venido, se acercó el día; el que compra, no se alegre, y el que vende, no llore, porque la ira está sobre toda la multitud.

13 Porque el que vende no volverá a lo vendido, aunque queden vivos; porque la visión sobre toda la multitud no se revocará, y a causa de su iniquidad ninguno podrá amparar su vida.

14 Tocar√°n trompeta, y preparar√°n todas las cosas, y no habr√° quien vaya a la batalla; porque mi ira est√° sobre toda la multitud.

15 De fuera espada, de dentro pestilencia y hambre; el que esté en el campo morirá a espada, y al que esté en la ciudad lo consumirá el hambre y la pestilencia.

16 Y los que escapen de ellos huir√°n y estar√°n sobre los montes como palomas de los valles, gimiendo todos, cada uno por su iniquidad.

17 Toda mano se debilitará, y toda rodilla será débil como el agua.

18 Se ce√Īir√°n tambi√©n de cilicio, y les cubrir√° terror; en todo rostro habr√° verg√ľenza, y todas sus cabezas estar√°n rapadas.

19 Arrojar√°n su plata en las calles, y su oro ser√° desechado; ni su plata ni su oro podr√° librarlos en el d√≠a del furor de Jehov√°; no saciar√°n su alma, ni llenar√°n sus entra√Īas, porque ha sido tropiezo para su maldad.

20 Por cuanto convirtieron la gloria de su ornamento en soberbia, e hicieron de ello las imágenes de sus abominables ídolos, por eso se lo convertí en cosa repugnante.

21 En mano de extra√Īos la entregu√© para ser saqueada, y ser√° presa de los imp√≠os de la tierra, y la profanar√°n.

22 Y apartaré de ellos mi rostro, y será violado mi lugar secreto; pues entrarán en él invasores y lo profanarán.

23 Haz una cadena, porque la tierra est√° llena de delitos de sangre, y la ciudad est√° llena de violencia.

24 Traeré, por tanto, los más perversos de las naciones, los cuales poseerán las casas de ellos; y haré cesar la soberbia de los poderosos, y sus santuarios serán profanados.

25 Destrucción viene; y buscarán la paz, y no la habrá.

26 Quebrantamiento vendr√° sobre quebrantamiento, y habr√° rumor sobre rumor; y buscar√°n respuesta del profeta, mas la ley se alejar√° del sacerdote, y de los ancianos el consejo.

27 El rey se enlutar√°, y el pr√≠ncipe se vestir√° de tristeza, y las manos del pueblo de la tierra temblar√°n; seg√ļn su camino har√© con ellos, y con los juicios de ellos los juzgar√©; y sabr√°n que yo soy Jehov√°.